ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Por Edgar David Oliva Terán

Lic. Ciencias Jurídicas.

Experto en Redes Sociales.

Más Info del Autor

 

1.- Introducción

2.- Las redes sociales

2.1 Naturaleza de las redes sociales

3.- El peligro de las redes sociales

3.1 Delitos contra la honra

3.2 Discurso de Odio.

3.3 Delitos contra la propiedad

3.4 Violencia Digital.

3.5 Vulneración al derecho a la imagen y al nombre.

3.6 Conflictos a nivel material

4.- Regulación Técnica de las redes sociales:

4.1 Monitoreo de Redes Sociales.

4.2 Censura de Páginas Web

4.3 Creación de Intranet Nacional

5.- Ámbito normativo de la regulación de redes sociales

5.1 El monitoreo de Redes Sociales y su legalidad.

5.2 Anonimato en internet

5.3 Dirección de redes sociales

5.4 La censura Previa

6.- La penalización desmesurada

7.- Conclusión

8.- Bibliografia

 

1.-  INTRODUCCIÓN

En Bolivia han surgido ciertos conflictos con el uso de las redes sociales, se llegaron a ofender y poner en riesgo intereses, a consecuencia de ello se comprendió que el problema por el uso de las nuevas tecnologías de información y comunicación es algo que ha ido afectando a los ciudadanos de forma aislada, sin embargo el uso de las redes sociales generaron su última polémica a nivel nacional cuando en el pasado referéndum del año 2016 el presidente del Estado  Plurinacional de Bolivia atribuyó a las redes sociales y a la guerra sucia de la oposición la victoria del voto por el NO, decisión de referéndum por la cual ganó el rechazo a la modificación de la Constitución Política del Estado, impidiendo al presidente volver a ser postulado en las elecciones del 2019. Resultado por el cual el presidente anunció que se deberían evaluar las redes sociales y su uso en Bolivia.
Este anuncio género controversia, abrió muchas interrogantes sobre de que modo se lograría este cometido, los anuncios que se dieron fueron aislados y contradictorios entre ellos, sin explicar si se privaría de alguna tecnología o se elaboraría una ley especial para regular todo este aspecto.
Los únicos elementos que se repitieron a la larga de las diversas declaraciones por parte de los movimientos sociales que apoyaban este criterio, fue el de agregar nuevos tipos penales, al igual que un proyecto de ley.
Es por ello que es necesario responder algunas preguntas que han surgido debido a este hecho, ¿Es posible material y jurídicamente regular las redes sociales en un país? El objeto del presente escrito será el de responder estas interrogantes.

 

2.- Las redes sociales:

Cuando hablamos de redes sociales, la gente de inmediato piensa en plataformas digitales como Facebook o Twitter, pero debemos tener en cuenta que las redes sociales son un fenómeno social de siempre, “no son un concepto social novedoso, todo lo contrario, son una evolución más en la ancestral necesidad del hombre de comunicarse”[1]. Cuando te sientas a hablar con tus compañeros de clase, en una fiesta, en algún colectivo u organización civil ya hablamos de una red social, es cuestión de crear entornos donde se esparce la información y comunicación para poder hablar de una red social.

Sin embargo la necesidad de comunicarse, generar intercambio e interacción social ha incrementado de manera notable, esto gracias a la aparición de los social media como plataformas digitales, plataformas como por ejemplo Facebook, Twitter, instagram, etc, las cuales operan dentro de la estructura del Internet, han surgido como una nueva forma de relacionarse entre personas, aumentando así el alcance de la comunicación entre las comunidades, nos permite interactuar dentro de un nuevo entorno cuyas barreras temporales y espaciales son inexistentes, todo esto gracias a los dispositivos electrónicos que nos permiten acceder a estas redes.

2.1 Naturaleza de las Redes sociales:

Las plataformas digitales de redes sociales cumplían en un principio la función de conectar a los usuarios para que compartan de manera publica su diario vivir en la sociedad, pero la gente se adaptó más a las redes sociales que las redes a las personas, es por ello que se ha visto con creces la forma de interactuar entre las comunidades, se ha creado una nueva necesidad que debe ser satisfecha, y es la necesidad de estar en el ojo de la gente, de sentir que el contenido que generan tiene valor para los demás, es por ello que todas las redes sociales tienen la opción de demostrar que sientes interés por alguna publicación. Las redes sociales operan de la siguiente manera: el algoritmo con el cual están diseñadas obligan a sus usuarios a generar contenido llamativo y de tendencia, solo de esta manera las plataformas se movilizan para que dicho contenido pueda ser visualizado por la mayor cantidad de personas, es decir Facebook aprovecha su carácter público para darle mayor énfasis a las publicaciones mejor recibidas por la comunidad. Estas redes sociales tienen un carácter netamente viral, y es así como debemos entenderlas, como un canal para propagar las ideas, y comunicados mejor recibidos por sus usuarios, aquello que no genere interacción simplemente será ignorado por el algoritmo de la red social.

 

3.- El peligro de las redes sociales.

Dentro de estos canales de información y comunicación se pueden suscitar problemas que atenten contra los derechos de las personas, un claro ejemplo es cuando el usuario abusa del carácter público y viral de las redes sociales para expandir contenido cuya naturaleza es de carácter privado e íntimo, no podemos negar que se sucintan delitos y actos ilegales[2] dentro de estas redes sociales.

3.1 Delitos contra la honra

Injurias, calumnia, difamación y propagación de ofensas, estos actos son comunes dentro las redes sociales, tomando en cuenta que el sujeto activo tiene por intención generar a los ojos de la sociedad un daño a la imagen pública del sujeto pasivo, dañando a si su reputación y la forma en como lo ven sus iguales. Estos son delitos tradicionales, pero hay que ponderar el medio que se utiliza para efectuarlos, anteriormente podíamos hablar del periódico, la radio y televisión, pero solo gracias a las redes sociales y su carácter universal de comunicación podemos hablar de la viralidad en internet, lo cual agrava el daño y amplía sus efectos, es menester recordar que lo que entra en internet no sale de internet.

3.2 Discurso de Odio.

Dentro de un espacio abierto como lo son las redes sociales, existen personas que no hacen más que propagar comentarios, publicaciones, imágenes, tendientes a la desclasificación de otras personas en razón, a raza, genero, cultura, etc. Este tipo de actos discriminatorios son dañinos para la sociedad, pero se esconden bajo el pretexto de libertad de expresión.

3.3 Delitos contra la propiedad.

Hoy en día es muy común observar estafas por internet, en cuya conclusión encontramos a victimas haciendo depósitos bancarios a favor de personas de mala fe, que mediante engaños o amenazas consiguen persuadir al titular para que efectué dicho depósito.

3.4 Violencia Digital.

Los menores de edad, son las principales víctimas de la violencia digital, en todas sus formas, sexting, cyberbullying, grooming, y todos aquellos actos que vulneran los derechos de las personas en internet, generan un daño psicológico en las victimas. Es un tema de suma importancia y amerita un análisis a parte para lograr explicar a fondo todos los tipos de violencia digital y el modo en cómo afecta los ciudadanos y en especial a los menores de edad.

3.5 Vulneración al derecho a la imagen y al nombre.

También podemos hablar de derechos civiles menoscabados cuando existe suplantación del nombre e identidad, al igual que el uso indebido de imágenes sin el consentimiento del titular, estos son los actos más comunes en redes sociales, y es normal encontrar solicitudes de nuestras amistades para que de manera conjunta se denuncie a través de Facebook y se logre dar de baja a la cuenta que está usando fotografías o nombre ajeno. Si bien estos derechos se reconocen en la normativa nacional, no se cuenta con un procedimiento claro para salvaguardar estos bienes jurídicos.

3.6 Conflictos a nivel material

Otra problemática a nivel jurídica que se encuentra es el conflicto material para hacer la correcta persecución jurídica ante quienes vulneran los derechos, todo esto a causa del abuso del anonimato en Internet, impidiendo que de forma material se logre dar con el autor del hecho delictivo. Inclusive aun conociendo la identidad del autor, el costo operativo para realizar una demanda ante el presunto quien reside en otro país, es elevado para la mayor parte de los ciudadanos en Bolivia, inclusive si el autor del delito reside en Bolivia, contratar al personal especializado para realizar la investigación tiene un costo elevado tomando en cuenta que por parte del sector público no contamos con las herramientas ni los expertos que realicen este tipo de operativos de oficio.

Pero esto ocurre no porque sean redes sociales, sino porque todo se suscita dentro de la sociedad de la información, son problemas propios del Internet, es el aprovechamiento indebido de las ventajas temporales y espaciales, las mismas ventajas han generado una fácil comunicación y propagación de información y una difícil respuesta ante situaciones de riesgo.

 

4.- Regulación Técnica de las redes sociales:

Cuando en un país este tipo de conflictos se suscitan en la red, los países tienden a generar políticas de prevención, dentro de las cuales realizan a criterio propio de los gobernantes una serie de medidas técnicas a fin de regular el uso de redes sociales, pero en general el internet.

4.1 Monitoreo de Redes Sociales.

Cuando un país pretende regular las redes sociales, el primer acto que toma es el de monitoreo de las mismas a través de entidades gubernamentales, haciendo un seguimiento a los actos de los ciudadanos dentro de la red, siguiendo sus publicaciones en el nivel más básico. Hay otros países que han optado por recabar información producto del monitoreo en red, es decir los Estados realizan un tratamiento de datos, con el nombre, dirección domiciliaria, edad, genero, dirección IP, cuentas de usuario, etc. Creando así una base de datos de los ciudadanos. Existen países en donde los gobiernos introducen civiles que realizan el monitoreo de las redes sociales. Este tipo de comportamientos puede realizarse mediante un software especializado o manualmente a través de la institución o sujeto encargado.

4.2 Censura de Páginas Web

Una política de algunos países catalogados como “Enemigos del internet”[3] realizan por medio de ministerios, la censura de determinadas páginas web, a fin de que los ciudadanos no se organicen ni socialicen respecto a temas en contra del gobierno, en casos extremos países han llegado a ser una barrera para los servidores de internet, es en estos casos donde se puede hablar de una grave y contundente censura previa.

4.3 Creación de Intranet Nacional

En países donde se llegó al extremo de la regulación del internet, se implementó una intranet Nacional para que los usuarios tengan acceso solamente a una cantidad limitada de páginas como bibliotecas, mensajería instantánea. Mientras que los funcionarios del gobierno podían acceder de manera regular al internet.

 

5.- Ámbito normativo de la regulación de redes sociales 

En el punto anterior hemos visto los medios técnicos que se pueden aplicar a momento de regular las redes sociales en un país, sin embargo y teniendo en cuenta el objeto del presente escrito, es necesario relacionar las prácticas de regulación dentro del sistema normativo Boliviano.

La Constitución Política del Estado en el Artículo 106 párrafo III, reconoce y garantiza como un derecho constitucional la libertad de expresión, en coordinación con la Convención Americana de Derechos Humanos texto sobre el cual en el Artículo 13 de igual manera reconoce la libertad de expresión y prohíbe la censura previa. Esta es nuestra premisa mayor, es el punto de origen sobre la cual cualquier normativa con fines de regulación de redes sociales deberían construirse.

Se debe tener especial importancia en esta base normativa, puesto que si las leyes de regulación de redes sociales no son congruentes con los derechos constitucionales de libre expresión caeríamos en el error de crear una norma sin validez, esto en el entendido de que el derecho es un sistema concatenado por medio de la validez, en caso de que una ley contradiga lo dispuesto por su norma generadora trae como resultado la imposibilidad de agregar dicha normativa al sistema jurídico Boliviano.

5.1 El monitoreo de Redes Sociales y su legalidad.

Cuando hablamos del monitoreo en internet, “En caso de que este monitoreo sea desproporcionado a su motivo original derivando en vigilancia masiva…,”[4] necesariamente se habla de un desequilibrio en la balanza entre los administradores y los administrados, puesto que, el monitoreo en internet genera en la población el miedo de opinar en contra del gobierno actual, observamos cuando se genera una especie de acoso al ciudadano, coartando de alguna manera el normal comportamiento en la red, evitando así la licita y libre asociación dentro de foros, o grupos propios de las redes sociales. “esto es especialmente preocupante si consideramos que en determinadas partes del globo se han utilizados estos instrumentos para perseguir a opositores políticos, miembros de la sociedad civil y periodistas.”[5]

Hablar de un monitoreo de redes sociales, es hablar indirectamente de una vulneración al derecho de libre expresión, antes de hablar de crearse una normativa, se debe procurar que la misma engrane dentro del sistema normativo Boliviano, tal como se explicó anteriormente, sin embargo al tomar la premisa menor respecto al monitoreo de redes sociales, en seguida encontramos el resultado lógico, y es que las leyes de monitoreo de redes sociales vulneran derechos de libre expresión al acosar, e interrumpir su normal comportamiento en la red, pero este no es un criterio aislado sino y tal como Valentina Hernandez Bauza investigadora de Derechos Digitales cita a el consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas “ las herramientas de anonimato y cifrado son actualmente las principales vías para resguardar la seguridad en línea”[6] esto bajo el entendido de que ser monitoreado dentro del internet o específicamente dentro de redes sociales, presupone una vulneración a nuestra seguridad.

5.2 Anonimato en internet

El anonimato en internet es un tema de mucho debate, en especial con la llegada de las redes sociales en internet, como anteriormente se habló existe un conflicto cuando los usuarios hacen uso de las redes sociales para ocultar su identidad y de esta manera actuar de manera ilícita, sin embargo a su vez, el anonimato otorga seguridad a los ciudadanos para no verse en vueltos en una relación de desigualdad con los administradores.

El anonimato en internet, potencia la participación de los ciudadanos en los debates públicos, contribuye a que los ciudadanos puedan expresarse libremente dejando de lado las amenazas del gobierno y nos da la seguridad de encontrarnos en un “régimen democrático menos hostil, para que así se puedan discutir temas que de otro modo serían muy sensibles o sencillamente para proteger fuentes de información.”[7]

El anonimato corre riesgo dentro de Bolivia, puesto que una política que parece enmarcarse junto a los proyectos de regulación de redes sociales, es la de eliminar el anonimato, crear una ley especializada para eliminarlo puede llegar a ser un conflicto a nivel jurídico, puesto que no contamos con una normativa especializada sobre el anonimato en el país, es decir no hemos establecido practicas jurídicas para ese tema dentro de nuestro sistema, y al carecer de doctrina respecto al tema podríamos estar dejando una especie de pizarrón en blanco para que se establezca el sistema respecto al anonimato en internet, y esto es algo bueno o malo dependiendo en qué sentido se lo quiera regular.

A pesar de no contar con normativa positiva Boliviana en relación al anonimato en internet, la corriente internacional nos ha señalado de que es necesaria esta práctica para salvaguardar la libertad de expresión, si seguimos esta corriente y tomamos en cuenta que “El sistema interamericano de derechos humanos no se define al anonimato en sí mismo, sino como política asociada al ejercicio del derecho a la libertad de expresión”[8] entendemos que el anonimato en internet es fundamental y debería ser regulada solo en favor de los ciudadanos y no así suprimida mediante normativa expresa.

5.3 Dirección de redes sociales

Se acaba de crear mediante el decreto supremo 2731, La Dirección de Redes Sociales, la cual forma parte del Ministerio de Comunicación, la misma ha generado en los ciudadanos el miedo latente, de que esta dirección se ocupe del monitoreo en redes sociales, no es posible aseverar nada puesto que las funciones de esta dirección son las de desarrollar estrategias de difusión, consulta e interacción del gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia con las cibercomunidades”; “mejorar las plataformas de información y comunicación de la gestión del Estado mediante la utilización de las redes sociales”, y “promover la utilización de las redes sociales con la sociedad civil”.

A nivel jurídico se debería tener la certeza de que la dirección de redes sociales no se encargara de realizar monitoreo en internet, porque esa no es una función atribuible ni a la dirección ni al Ministerio de comunicación, porque no obedece los lineamientos funcionales ni seria congruente con su razón pública.

El Decreto supremo 2731 no hace referencia al monitoreo ni tratamiento de información y por lo tanto la ciudadanía debe esperar que la dirección de redes sociales en los hechos nunca realice estas actividades, caso contrario habría una vulneración a la norma.

5.4 La censura Previa

A nivel jurídico es inconcebible una normativa que nos limite el acceso al internet, o a determinadas páginas web, a pesar de que esta sea una realidad en muchos países, en Bolivia se debe mantener la línea respetando los derechos de libre expresión y acceso a la información. La censura previa es un tema que ha sido bien desarrollado a nivel internacional, y en Bolivia se la reconoce dentro del sistema jurídico, inclusive la Comisión Interamericana de Derechos Humanos indica que “La censura previa, interferencia o presión directa o indirecta sobre cualquier expresión, opinión o información, difundida a través de cualquier medio de comunicación oral, escrito,  artístico, visual, o electrónico, deben estar prohibidas por la ley. Las restricciones en la circulación libre de ideas y opiniones, como así también la imposición  arbitraria de información y la creación de obstáculos al libre flujo informativo, violan el derecho a la libertad de expresión.”[9]

Es por ello que no se podrían regular las redes sociales en Bolivia, impidiendo el acceso a las mismas, o forzándonos a ingresar a una intranet impuesta por el gobierno, las medidas de regulación técnicas como ser la censura de páginas, o el bloqueo de servidores, no con congruentes con nuestro sistema jurídico Boliviano, Violentan de manera obvia los derechos constitucionales que asumimos como premisa mayor al principio del tema, y por ello cualquier premisa menor que involucre lesionar estos derechos, nos arrojaría una conclusión lógica de no ser compatible con el sistema jurídico Boliviano.

 

6.- La penalización desmesurada

A nivel jurídico existe otro tipo de regulación por la que optan los países, y es la de agregar nuevos tipos al código penal. Esta no es la mejor regulación aunque a veces sea necesaria. El código penal Boliviano, está obsoleto cuando hablamos de delitos informáticos, cyber delitos, y violencia digital, el momento en el que se elaboró el código, las prácticas ilícitas a través de las nuevas tecnologías no eran muy usuales, es por ello que solo se habla de manera somera sobre el acceso indebido a base de datos, o la destrucción de la misma, sin entrar a mayor detalle. Eso es normal para su época, sin embargo en la actualidad nos hace falta un mayor catálogo de delitos para poder adecuar los hechos ilícitos a lo contemplado en la norma. El conflicto ocurre cuando se elaboran nuevos tipos penales sin el debido cuidado, sin entender el bien jurídico que se tutela, ni quiénes son los sujetos activos y pasivos. ¿Qué ocurre si se penaliza el anonimato en la red? Esta es una pregunta valida, tomando en cuenta que el anonimato es un tema discutible con puntos a favor y en contra, pero volverlo un delito es algo desmedido, coartando posibilidades de defensa a los ciudadanos, es por ello que ha momento de crear este tipo de delitos se debe tener total conocimiento de la sociedad de la información, solo de esta manera se podrá generar un correcto catalogo en la norma penal.

Evidentemente Bolivia necesita una reforma penal, pero quizás el problema sea más cuestión de dirección que de otra cosa, si uno se hace las preguntas equivocadas, obtendrá las respuestas equivocadas, es por ello que antes de realizar una reforma penal se debería lanzar la pregunta ¿porque se pretende regular las redes sociales? Si la respuesta tiene un tenor político, una reforma penal nunca será la respuesta y la regulación de redes sociales carecería de sentido.

Si la respuesta es jurídica, entonces se debe realizar un verdadero análisis, de los usos y costumbres en Bolivia, analizar la situación de los ciudadanos en Bolivia antes de dotar de protección penal a un bien jurídico.

 

7.- Conclusión

A lo largo del escrito, se pudo ver a las redes sociales como un gran avance de las nuevas tecnologías, que han logrado impulsar los tradicionales modos de comunicación e información. No se puede dejar de lado el obvio comportamiento ilícito que realizan las personas dentro de las redes sociales, es por ello que se señalaron los actos ilícitos tradicionales en la era digital, en razón a ello nace la pregunta ¿si es posible regular las redes sociales? Se han señalado prácticas de regulación de redes sociales que son utilizadas en otros países, pero a momento de acomodarlas en el sistema jurídico Boliviano, hemos observado que lesionan derechos constitucionales y por lo tanto es inconcebible ese tipo de regulación, por tanto respondemos a la pregunta principal, indicando que no se pueden regular las redes sociales, porque las practicas hasta ahora utilizadas por otros países,  vulneran los derechos constitucionales de la sociedad.

La misma pregunta razón del presente artículo, podría volver a ser contestada y entregarnos una respuesta negativa indicando que si se pueden regular las redes sociales, a pesar de que los medios utilizados vulneren los derechos constitucionales, esto ocurre si la pregunta se realiza con un tenor político, puesto que si la norma nace en base a fundamentos políticos se desvirtúa por completo su finalidad, teniendo en cuenta que la norma debe surgir en base a problemáticas reales que se suscitan en la sociedad y quienes principales interesados son los ciudadanos y no así los gobernantes.

Al margen de la pregunta principal y a modo de una conclusión un poco más amplia se podría indicar que lo correcto es regular a la sociedad y no así a las redes sociales, pero primeramente mediante educación, puesto que tanto los ciudadanos como los legisladores deben tener una cultura digital, antes de legislar sobre el tema. Una población educada bajo principios de respeto e igualdad, es la mejor forma de regulación en la que puede invertir un Estado.

 

8.- Bibliografía

Oscar Rodriguez Fernandez. (2011). Community Manager. Madrid: Anaya Multimedia.

Libertad de Expresión en el Ámbito Digital. (2016). 1st ed. [ebook] ADC Digital, p.10. Available at: https://adcdigital.org.ar/portfolio/libertad-expresion-ambito-digital/ [Accessed 26 Aug. 2016].

Comisión Interamericana de derechos Humanos, Declaración sobre la libertad de expresión. En línea, Disponible en https://www.cidh.oas.org/Basicos13htm. (fecha de consulta 29 agosto 2016)

 [1] Oscar Rodriguez Fernandez. (2011). Community Manager. Madrid: Anaya Multimedia.

[2] Los actos que lesionan derechos dentro de las redes sociales, no deben ser necesariamente delitos, tomando en cuenta su concepción donde se señala al delito como el acto antijurídico, típico y culpable, en redes sociales podemos encontrar actos que vulneren derechos sin necesidad de estar tipificados en el código penal.

[3] El termino de enemigos del internet, es empleado por reporteros sin fronteras, quienes realizan investigación sobre los países en donde censuran páginas web en perjuicio de la población, el reportaje completo y sus demás actividades pueden visualizarse en su página web http://www.rsf-es.org/grandes-citas/dia-contra-censura-en-internet/

[4] Libertad de Expresión en el Ámbito Digital. (2016). 1st ed. [ebook] ADC Digital, p.10. Available at: https://adcdigital.org.ar/portfolio/libertad-expresion-ambito-digital/ [Accessed 26 Aug. 2016].

[5] Libertad de Expresión en el Ámbito Digital. (2016). 1st ed. [ebook] ADC Digital, p.10. Available at: https://adcdigital.org.ar/portfolio/libertad-expresion-ambito-digital/ [Accessed 26 Aug. 2016].

[6] Libertad de Expresión en el Ámbito Digital. (2016). 1st ed. [ebook] ADC Digital, p.11. Available at: https://adcdigital.org.ar/portfolio/libertad-expresion-ambito-digital/ [Accessed 29 Aug. 2016].

[7] Libertad de Expresión en el Ámbito Digital. (2016). 1st ed. [ebook] ADC Digital, p.16. Available at: https://adcdigital.org.ar/portfolio/libertad-expresion-ambito-digital/ [Accessed 29 Aug. 2016].

[8] Libertad de Expresión en el Ámbito Digital. (2016). 1st ed. [ebook] ADC Digital, p.14. Available at: https://adcdigital.org.ar/portfolio/libertad-expresion-ambito-digital/ [Accessed 29 Aug. 2016].

[9] Comisión Interamericana de derechos Humanos, Declaración sobre la libertad de expresión. En línea, Disponible en https://www.cidh.oas.org/Basicos13htm. (fecha de consulta 29 agosto 2016)