ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

 

Publicamos a continuación el artículo que redactamos para el diario ABC de Sevilla y  que fue publicado el 14 de septiembre de 2015. Leer en ABC.es.

El próximo 23 de septiembre se celebra la Junta General Extraordinaria de Accionistas del Real Betis Balompié Sociedad Anónima Deportiva, en la que se decidirá el futuro inmediato del centenario club de fútbol de las trece barras.
El reparto accionarial ha cristalizado en dos candidaturas principales, que se postulan como alternativas para coger las riendas del club: la de “Ahora BetisAhora”, encabezada por los accionistas José Miguel López Catalán y Ángel Haro, que han abandonado recientemente el consejo de administración del club, y la que responde al nombre de “Mucho más que un sentimiento” y es liderada por Manuel Castaño, antiguo consejero del club en la etapa de Manuel Ruiz de Lopera, y segundo máximo accionista a título individual.
En el marco de la búsqueda de apoyos por uno y otro candidato para obtener la representación de las acciones y conseguir la mayoría suficiente para dirigir los designios del club tras la citada Junta, la candidatura de Manuel Castaño ha hecho llegar a los medios de comunicación la siguiente nota de prensa:

«Varios béticos accionistas se han dirigido a nuestra candidatura para denunciar el hecho de haber recibido en sus
domicilios una carta procedente de la candidatura de Haro y Catalán. En la misma se les propone apoyar con sus acciones el proyecto que quieren desarrollar para el Betis. Desde la candidatura de Manuel Castaño queremos
mostrar nuestro rechazo y preocupación por el uso ilegal que Haro y Catalán están haciendo de los datos de los accionistas del Club. Es totalmente denunciable usar los datos privados de nuestros accionistas para hacer campaña y conseguir adeptos mediante estas direcciones, y datos personales en general, que sólo tienen en las oficinas del Real Betis Balompié.

Condenamos así la intromisión a la intimidad que se está llevando a cabo por la candidatura de Haro y Catalán respecto a los accionistas del Real Betis. Los domicilios particulares son datos reservados y el Club no puede facilitarlos ni estos ser distribuidos por medio de ninguna candidatura. Esta actitud podría ser constitutiva de un delito contra la intimidad del artículo 197 del código penal. Todo ello demuestra algo tan grave como es la parcialidad absoluta del Consejo de Administración del Real Betis con la otra candidatura,
dándose también el caso de que el personal de la campaña de Haro y Catalán guardan los materiales de la misma en el parking del estadio del Real Betis.”

 
En resumen, Castaño denuncia el “uso ilegal de los datos personales de los accionistas” por parte de la candidatura rival, por
utilizarlos “para hacer campaña y conseguir adeptos”. Manifiesta que “los domicilios particulares son datos reservados y el club no puede facilitarlos ni pueden ser distribuidos por ninguna candidatura”, pudiendo incurrir en un “delito contra la intimidad del art. 197 del Código Penal”.
Procedemos a hacer las siguientes aclaraciones para tratar en la medida de lo posible de evitar la
confusión que se pretende infundir en la opinión pública
:
  • Uso ilegal por acceso a datos de accionistas del Real Betis Balompié
    SAD, por parte de otros accionistas (Haro y Catalán):
Los datos de accionistas son datos personales, y por tanto su tratamiento y comunicación está sometido a la Ley Orgánica de Protección de Datos (en adelante LOPD) y su normativa de desarrollo.
El Real Betis Balompié cuenta con un fichero de accionistas, registrado en la Agencia Española de Protección de Datos:

 

Fichero ACCIONISTAS. Fuente: agpd.es

 

La comunicación a un accionista de los datos de este fichero, referidos a otros titulares de acciones, implica la existencia de
una cesión o comunicación de datos, definida por el artículo 3 i) de la LOPD como «Toda revelación de datos realizada a una persona distinta del interesado», y «sólo podrán ser comunicados a un tercero para el cumplimiento de fines directamente relacionados con las funciones legítimas del cedente y del cesionario con el previo consentimiento del interesado”, consentimiento que no será necesario cuando “la cesión está autorizada en una Ley» (art. 11 LOPD).
La comunicación de datos que supone el acceso a los datos de los accionistas del Real Betis Balompié SAD por parte de los accionistas Haro y Catalán, está autorizada por La Ley de Sociedad de Capital (Ley que regula el funcionamiento de las Sociedades Anónimas –incluidas las Deportivas, sin perjuicio de sus especificidades contempladas en la Ley de SAD- entre otras), que en su artículo 497.2 reconoce el derecho a conocer la identidad de los accionistas a “las asociaciones de accionistas que se hubieran constituido en la sociedad emisora y que representen al menos el uno por ciento del capital social, así como los accionistas que tengan individual o conjuntamente una participación de, al menos, el tres por ciento del capital social”, derecho que, lógicamente, también corresponde a la candidatura denunciante.
  • Uso ilegal de los datos de “domicilios particulares”, por ser “datos reservados” que “no pueden facilitarse ni ser distribuidos por ninguna candidatura”:

Se hace referencia aquí al uso por parte de la candidatura de Haro y Catalán de las direcciones de los domicilios particulares de accionistas para remitir información de su candidatura. La Ley de Sociedades de Capital, en el mencionado artículo 497.2, explicita el derecho de los accionistas que cumplan los requisitos anteriormente indicados, a obtener “los datos correspondientes a los accionistas, incluidos las direcciones y medios de contacto de que dispongan”. Por tanto, es completamente legal que el club
facilite las direcciones y medios de contacto de sus accionistas que obren en sus registros, sean domicilios personales o profesionales.

Respecto a que “no puedan ser distribuidos por ninguna candidatura”, no consta que ninguna de ellas haya distribuido de ningún modo dicha información.
  • Uso ilegal de datos de los accionistas por utilizarlos “para hacer campaña y conseguir adeptos”

El ya explicado derecho de los accionistas a conocer la identidad del resto de accionistas de la Sociedad, se reconoce con la exclusiva finalidad de “facilitar su comunicación con los accionistas para el ejercicio de sus derechos y la mejor defensa de sus intereses comunes”, finalidad en la que perfectamente se incardina la toma de contacto y el envío de comunicaciones por parte de una de las candidaturas para informar y obtener respaldo de cara a una próxima Junta, pues no se puede ejemplificar mejor la “defensa de
intereses comunes” que con la búsqueda de apoyos para conseguir la máxima representación posible de cara a la celebración de una Junta General Extraordinaria, foro principal de toma de decisiones que afectan decisivamente a los derechos e intereses de los accionistas de una sociedad.

  • Conclusión

De acuerdo a todo lo expuesto anteriormente, resulta totalmente infundada la denuncia de la candidatura de “Mucho más que un sentimiento” de uso ilegal de datos de los accionistas, y sin duda resultaría paradójico el hecho de que la misma proviniera de un experto y veterano letrado, si no fuera porque la intención que se adivina nada tiene que ver con el afán de justicia y la defensa del derecho a la intimidad de los accionistas presuntamente vulnerado, sino que más bien se corresponde con la de generar confusión y desconfianza en la opinión pública sobre la candidatura rival con malas artes, cualidades en las que, sin duda, es también veterano y experto.

Fuente de la imagen de portada: amigos de www.betisweb.com

RelatedPost