ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

El pasado 2 de junio tuvo lugar en el Colegio Oficial de Médicos de Granada el I Congreso Andaluz de Derecho Sanitario, en cuya inauguración intervinieron personalidades como el consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera Suárez Bárcena; el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Dr. Antonio Aguado Núñez-Cornejo; el presidente del TSJA, Lorenzo del Río Fernández; el presidente de la Asociación Andaluza de Derecho Sanitario, Eduardo Martín Serrano; o el presidente del Colegio Oficial de
Médicos de Granada, Dr. Javier de Teresa Galván.

Organizado por el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, el Colegio de Médicos de Granada y la Asociación Andaluza de Derecho Sanitario, el programa científico estuvo divido en diversas conferencias y mesas redondas donde participaron relevantes ponentes que abordaron la problemática y casuística de los distintos temas en clave andaluza y nacional como el intrusismo, la responsabilidad penal para colegios profesionales o la desaparición de la imprudencia menos grave, la innovación como un derecho de los pacientes, la contratación en el sector público sanitario, los procesos civiles en materia de responsabilidad profesional, las dimensiones funcional y jurídica de la colaboración público-privada, la responsabilidad por daños
sanitarios o la regulación jurídica de los medicamentos biológicos, o la protección de datos personales en el ámbito de la salud, entre otras tantas cuestiones.
Por nuestra parte, presentamos la Comunicación científica titulada: “Derecho de acceso a la historia clínica de menores con padres separados y secreto profesional”, en la que abordamos la problemática -ya tratada en este blog- sobre el acceso a la información de menores en situaciones familiares comprometidas como separaciones o divorcios.
 
RESUMEN:
 
Introducción.- El secreto profesional en el ámbito sanitario es uno de los pilares básicos sobre los que se asienta la relación entre el facultativo y el paciente. El profesional sanitario, en el desempeño de sus funciones, accede a datos personales que pertenecen a la esfera íntima de la persona, y debe guardar secreto sobre los mismos. Pero, ¿qué ocurre en el caso de menores de edad, cuándo el profesional no puede conocer con los medios a su alcance si el solicitante puede tener acceso a o no a la historia clínica de un paciente? Este problema se plantea en el caso de menores con padres separados o divorciados, y plantea no pocos quebraderos de cabeza a los profesionales sanitarios.
Objetivos.- Señalar los pasos a seguir por el profesional sanitario para, con estricto cumplimiento de la legalidad vigente, pero de la forma más sencilla y adecuada conforme a la práctica habitual, atender al derecho de acceso a la historia clínica de los pacientes, con el objeto de evitar incurrir en posibles actuaciones que deriven en  responsabilidades administrativas, civiles o penales.
Metodología.- Se ha realizado un análisis normativo y jurisprudencial, en particular con un estudio detallado de la normativa aplicable en Protección de Datos, y los informes y resoluciones de la Agencia Española de Protección de Datos.
Resultados.- Ante la ausencia de un protocolo de actuación definido para el ejercicio del derecho de acceso a la historia clínica en estos supuestos, se proponen unas pautas que se adecuan a las distintas normativas que son de aplicación a este caso, y que garantizan la tutela del derecho de acceso y el respeto al secreto profesional.

Conclusiones.- El derecho de acceso a la historia clínica del paciente debe y puede ser garantizado en todos los casos, sin que suponga ningún límite ni riesgo para el estricto cumplimiento del deber de secreto.

 
DESCARGAR AQUÍ.

RelatedPost