ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Que estamos en crisis lo sabemos todos, de lo que a veces no somos conscientes es que tantas quiebras, concursos de acreedores, …etc, hacen que la sociedad necesite de los abogados. NO faltan clientes, están ahí, pero para muchos somos invisibles.

El fenómeno de la web 3.0 y las redes sociales ha cogido por sorpresa al sector legal, que empieza a entender que no se trata de una moda pasajera.

 

De los tres despachos líderes en facturación según el ránking de Expansión, sólo Cuatrecasas tiene perfiles activos en redes sociales y un social media manager para gestionar su comunicación en medios sociales.

 

 

Es necesaria la evolución y adaptación, partiendo del Abogado 1.0, que se basa en la captación de clientes boca y oreja y cuya única comunicación online con sus clientes es unidireccional y se basa en dar información hacia el mismo cliente por medio de su web corporativa.

 

 

La presencia online conlleva una estrategia determinada para conseguir que los posibles leads se conviertan en clientes y fidelizar a los que ya tenemos. Es necesario determinar el cómo, cuándo y dónde debemos tener presencia.

 

 

Si eres abogado y estás leyendo esto te pregunto: ¿tienes Facebook, Linkedin, Twitter o un blog? ¿Sabes que es la geolocalización, los motores de búsqueda de Google? Si no lo sabes es señal de que te vendría bien cierta actualización.

 

 

Ya en nuestro post sobre Marketing jurídico os hablé de la importancia de una estrategia en la Abogacía y la aplicación de las técnicas de Marketing tradicional y el tecnológico.

 

 

La Web 3.0 es una expresión que se utiliza para describir la evolución del uso de las nuevas tecnologías y la interacción de las personas en Internet, que crece día a día sobre todo a la hora de buscar opiniones, servicios, soluciones… Los abogados tenemos la información que ellos buscan, solo tenemos que aprender a hacerla más cercana y entendible.

 

 

Las redes sociales están llenas de personas que interactúan entre ellas, ¿a qué esperas para hacerlo tú? Además la relación de un cliente con su abogado debe basarse en la confianza y esos lazos pueden fortalecerse si atiendes a sus necesidades.

 

 

Es este cambio el que nos lleva a hablar del Abogado 3.0, que apuestan por fidelizar a sus clientes teniendo con ellos una relación bidireccional.

 

 

En Marketingnize sabemos que una estrategia bien pensada y ejecutada en social media puede ayudar en aspectos clave como el networking y la generación de nuevo negocio, el efecto recomendación entre sus propios colegas, la puesta en valor de su marca corporativa, captación de talento y la monitorización de lo que se dice de ellos en la red.

 

 

Sara Molina Pérez-Tomé es Socia de Marketingnize.

Artículos relacionados